Cazadores de mitos: Qué es cierto y qué no cuando hablamos de Inteligencia Artificial

Dic
10
2018
Un tema para los más adeptos a la Ciencia Ficción es la inteligencia Artificial, cuestión ampliamente tratada en el cine y la literatura pero que alberga, según los consultados en la presente nota más “ficción que realidad”.

Hablar de Inteligencia Artificial remite, casi por obligación, a pensar en la Ciencia Ficción.  Esto, porque a través de los años, la industria, tanto de la literatura como la cinematográfica, ha articulado diversos idearios entre robots y naves espaciales en torno a esta temática.

Pese a ello, hablar de Inteligencia Artificial puede ser, contrario al ideario popular, es algo mucho más simple, que, si bien avanza a pasos agigantados, no significa algo tan espectacular.

En esta nota dilucidaremos qué significa esta Inteligencia Artificial desde la óptica de los investigadores y académicos del Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Santiago de Chile (Usach).

Definiendo el término

El Dr. Max Chacón es investigador del Departamento de Ingeniería Informática de la Universidad de Santiago de Chile (Usach) y es claro en señalar que “la Inteligencia Artificial es inherente a las computadoras”, donde las mistificaciones han estado a la orden del día y es necesario aclarar.

Para el Ingeniero, quien cita a Alan Turing, padre de la computación, “las máquinas son como un cerebro que hace muchas funciones, entonces eso son las computadoras y, desde que nacieron, son una copia del cerebro humano”.

Según el Dr. Gonzalo Acuña, Ingeniero Eléctrico y también investigador del Departamento de Informática, el concepto de Inteligencia Artificial, en toda su vastedad y complejidad, es posible de definir como “el conjunto de algoritmos, que ayudan a resolver problemas a la manera como lo hacen en general los seres humanos o incluso otros seres vivientes”.

Para el Dr. Acuña “se ha intentado imitar la manera en cómo nosotros, como seres humanos, resolvemos una serie de problemas, que a veces son cotidianos. Eso ha motivado a introducir todo el conocimiento que existe sobre la neurofisiología: la forma en cómo nuestro cerebro funciona, nuestro sistema cognitivo y nuestro sistema nervioso.Se han elaborado modelos que aprovechan esas propiedades”.

Esto último, según se ha aseverado, permitiría entender parte de la relación entre la denominada Inteligencia Artificial con los procesos desarrollados por los humanos y sus mismos procesos mentales.

En la misma línea, el catedrático de la Usach Dr. Pablo Román señala que “La inteligencia artificial es una palabra que se ha venido usando desde los años 60'. Inicialmente, se pensaba que, a través de un computador, sería posible emular la inteligencia humana”, solidificando de esta manera, la idea de la relación intrínseca entre máquinas y humanos.

¿Terminator podría llegar a ser una realidad?

Román entra de lleno en la disputa al señalar que ésta es “más ficción que realidad” motivada por la Ciencia Ficción, en donde la tecnología “está muy lejos de alcanzar los términos que observamos en las películas”.

Una posición en la que concuerda Acuña donde, “si bien nos hemos acercado, todavía somos incapaces de dotar a las máquinas de cuestiones fundamentales para pensar en los términos que nos presenta el cine y la literatura, puesto que la conciencia, es una cuestión todavía ausente”.

El profesor Chacón va más allá, al señalar que "estamos lejos todavía de representar una inteligencia humana, porque resulta que la inteligencia humana es mucho más compleja que eso. Lo que sí, tenemos claro es que el concepto de aprendizaje, como lo tenemos los humanos, ya lo podemos lograr en las máquinas, pero eso no es todo, aprender no lo es todo."

Ante ello, los tres ponentes concuerdan en la importancia de discutir estos asuntos. Principalmente, Gonzalo Acuña señala “que estos temas rebasan ampliamente el tema técnico, deben ser discutido por los filósofos, porque nosotros podemos desarrollar la tecnología, pero las implicancias de sus usos son necesario que se discutan por personas que piensen el mundo”.

Ante la pregunta sobre si las máquinas algún día serán un peligro para los humanos, Max Chacón responde que “las Ciencias Sociales tienen mucho que decir. Es cierto que las máquinas, como están construidas hoy, no son un peligro per sé, pero sí es necesario empezar a discutir sobre las implicancias tecnológicas y en eso hay que tener una discusión transdisciplinaria”. 

Por Javier Fernández F.
Foto: Supercomputadoras utilizadas por el Departamento de Ingeniaría Informática Usach