Destacan aporte clave de la física en beneficio de la biología

Mayo
3
2017
El Departamento de Física inició su Ciclo de Coloquios con la charla “Biología Cuantitativa: Una Nueva Frontera de la Física”, ofrecida por el Dr. Yaroslav Ispolatov, académico de nuestra Casa de Estudios, quien puso de relieve cómo estas dos ciencias se complementan. De manera particular, el investigador destacó estudios de Big Data donde algoritmos hacen posible, por ejemplo, predecir ataques cardíacos. “Ahora podemos observar objetos individuales del mundo biológico con más precisión que antes”, remarcó el Dr. Ispolatov.
 
 
El estudio de una sola ciencia, en muchos casos, no es capaz  de comprender todo lo que nos rodea;  de la misma manera, la biología por sí sola a veces no llega a entender la estructura  de los seres vivos ni puede explicar  los procesos vitales  en su totalidad.
 
De acuerdo a esa última afirmación, esta charla en específico tuvo como objetivo dar a conocer de qué manera la física ha favorecido a la biología, por qué es importante para el físico interesarse en esa disciplina y cómo estas dos ciencias se complementan.
 
La física ha entregado muchos instrumentos que producen grandes cantidades de datos también conocido como Big Data, los cuales son capaces de materializar considerables avances. Ejemplificando a través de diversas investigaciones, el docente demuestra cómo los algoritmos ayudan a proveer una mayor precisión en los estudios de carácter biológico.
 
El Dr. Ispolatov explicó cómo la inteligencia artificial es capaz de superar a los médicos. El perfeccionamiento de las tecnologías médicas gracias a estos algoritmos,  ayudó, por ejemplo, a predecir ataques cardíacos;  según un estudio de Stephen F. Weng, cuyos resultados fueron dados a conocer en Science, de 83 mil casos, 355 vidas adicionales pudieron haber sido salvadas gracias a este aporte.
 
Los nuevos desafíos de la física
 
Según el académico, los desafíos que la biología le impone a los físicos poseen una complejidad más alta, pero sin duda han generado resultados. “No es tan evidente, pero ahora podemos observar objetos individuales del mundo biológico con más precisión que antes. No es que podamos medir todo, pero casi todo”, comenta el académico.
 
Siguiendo esta misma línea, Yaroslav Ispolatov  afirma que está todo listo para que se indague en esta área, pues los científicos de su disciplina pueden aportar mucho a la biología.
 
La física ha demostrado estudiar con eficacia los genomas humanos,  e incluso comprender la evolución desde un enfoque que quizás no se había visto antes.  “Hay genes que quizás no utilizamos, que no podemos ver ni aprovechar ahora. Con estos genes podríamos explicar las enfermedades genéticas”.
 
La charla concluyó con el objetivo de generar interés en el  estudio de estas dos ciencias para así  generar más aportes al mundo científico. La actividad se realizó en la sala de Conferencias del Departamento de Física el pasado miércoles 26 de abril.
 
Por Constanza Morales