Dr. Pereda: "La tesis de titulación es el primer paso para ingresar al mundo de la ciencia"

Ene
25
2019
Así es posible afirmar tras la experiencia de Mauricio Reyes, ex estudiante de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Santiago de Chile que hoy triunfa en Europa en el área de imagenología, centrada en el análisis de tumores cerebrales, la cual, sin el desarrollo de su tesis de pregrado, no hubiese llegado a conocer.

Mauricio Reyes es un destacado ingeniero eléctrico egresado de nuestra universidad, que se ha especializado en procesamiento de imágenes médicas, gracias al desarrollo de tecnologías para el análisis de las mismas. En este ámbito, el ingeniero ha logrado optimizar el conocimiento sobre diversos trastornos, principalmente, asociados al sistema nervioso.

Si bien su carrera se ha desarrollado en gran medida en el extranjero y, de hecho, hoy se encuentra radicado en Suiza desde el 2006, su vocación la descubrió en las dependencias de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile tras realizar su tesis de pregrado, siendo este el punto de inflexión que marcaría su carrera profesional.

El estudiante de Ingeniería Eléctrica conoció su real vocación gracias al académico Jaime Pereda, quien estaba en la búsqueda de un tesista de ingeniería que pudiese realizar la reconstrucción 3D de un embrión humano a partir de imágenes seriadas  bidimensionales. El docente le propuso al joven la realización de su tesis de pregrado enfocada en esta temática, lo cual despertó el interés del ex estudiante, quien comenzó a familiarizarse con la parte médica y el tratamiento de imágenes.  Posteriormente se especializó en el procesamiento de imágenes médicas y su aplicación a la salud. 

En aquella época, la tesis de Mauricio Reyes fue premiada por el Colegio de Ingenieros como la mejor tesis de Ingeniería Eléctrica, obteniendo una Beca CONICYT para viajar a Francia y así, profundizar sus estudios en imagenología en el Instituto Nacional de Investigación en Informática y Automática de Niza.

De esto, han pasado 15 años y Mauricio, radicado en Berna, Suiza, cuenta a la sección Vida, Ciencia y Tecnología del diario El Mercurio, que  su vocación la inició gracias a su tesis de titulación bajo la dirección del Dr. Pereda, pues, a partir de esta, junto con introducirse en el mundo biológico  pudo viajar y especializarse, para luego asentarse en el área de oncología al trabajar con tumores cerebrales en el desarrollo de tecnologías para analizar imágenes médicas y así poder cuantificar, diagnosticar y hacer el seguimiento de trastornos relacionados con el sistema nervioso central.

Hoy, se desempeña como líder del grupo de Análisis de Imágenes Médicas en el Instituto de Tecnología Quirúrgica y Biomecánica de la Universidad de Berna. Allí, realiza investigación teórica y aplicada sobre el procesamiento de imágenes, la visión computacional y la inteligencia artificial con el objetivo de poder analizar grandes bases de datos de imágenes médicas.

Las repercusiones de la tesis

El académico de nuestra universidad, Dr. Jaime Pereda, lleva 25 años trabajando en la Facultad de Ciencias Médicas y su experiencia ha sido gratificante según comenta, dado que no sólo ha contribuido al desarrollo de la Facultad sino que además,  a la creación y fundación del exitoso Museo de Embriofetología que se encuentra en las dependencias de nuestra universidad. En todas estas tareas su dedicación a la docencia y la investigación ha sido fundamental.

Con más de 15 tesis de pregrado dirigidas por él, el académico destaca la relevancia de este proceso para la formación de los futuros profesionales. “Uno recibe un tesista, pero nunca tiene el feedback de lo que este trabajo de tesis significó para el futuro del estudiante”, recalca el académico respecto al éxito adquirido por su ex tesista.

Además, el Dr. Pereda hace un llamado a replantearse la realización de la tesis para  carreras vinculadas a la salud -como Medicina y Obstetricia y Puericultura impartidas en nuestra universidad- donde la tesis de titulación ya no existe. 

“En décadas pasadas, la tesis de titulación era una obligación, todos la realizábamos, pues correspondía al primer paso que se daba para ingresar al mundo de la ciencia”, problematiza el académico, quien además señala que en el área de la salud, hoy en día,  no hay muchos médicos que realicen investigación ya sea  en ciencias básicas o clínicas. Este tema es relevante pues se le quita valor a un documento que, como lo refleja el caso de Mauricio Reyes, puede determinar el futuro profesional de cualquier persona.

Por Fernanda Muñoz F.
En la foto: Dr. Jaime Pereda