Eduardo Bitrán: “Chile está estancado en productividad y esto sucede por la incapacidad de innovar”

Ago
9
2018
“La innovación tiene directa relación con ciencia, tecnología y también con la interfaz entre el mundo científico y el mundo de las empresas. Las universidades deben cumplir un rol fundamental, porque es el lugar donde se forma la mayor cantidad de capital intelectual”, señaló Eduardo Bitrán, ex vicepresidente de Corfo, en el primer Workshop organizado por el Departamento de Física.

Enmarcado en el primer Workshop organizado por el Departamento de Física, Eduardo Bitrán, ex vicepresidente de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) y actual académico de la Universidad Adolfo Ibáñez, impartió la charla “Ecosistemas de Innovación en Chile”, con el fin de dar a conocer y realizar un diagnóstico del camino que debe seguir la universidad y la empresa, con una visión a largo plazo de la mano de la innovación.

Ingeniero, economista, académico, investigador y político chileno, la eminencia Eduardo Bitrán se encargó de dictar la sexta y última charla de la jornada inaugural del Workshop organizado por el Departamento de Física, la cual trató temas cruciales para la economía, la vinculación universidad-empresa.

Nuevo modelo económico

Haciendo particular hincapié en la necesidad que tiene la economía para sofisticarse a través de la innovación, Bitrán inició su charla haciendo un diagnóstico sobre el escenario económico chileno, el cual figura carente de diversificación, dependiente y sometido a los avatares de la economía mundial, dejando de lado la fortaleza que significa el crecimiento a largo plazo. “Todos los estudios demuestran que la sofisticación está muy relacionada con crecimiento de largo plazo. Resulta que la maldición de los recursos naturales no existe, alguien decía que los países ricos estaban condenados a exportar recursos naturales y no, hay un montón de países que fueron capaces de desarrollar una economía no primaria, muy sofisticada, a partir de un capital humano sofisticado, la inversión en ciencia tecnología e innovación, etc.” señala.

Por otro lado, el economista subrayó la relevancia de que el mundo corporativo comprendiera la innovación como un factor clave a nivel país para marcar la diferencia, crecer y generar mayor desarrollo, además de destacar que el tema de la innovación debe ser mirado desde una perspectiva distinta, apuntando en una primera instancia a la generación de focos estratégicos.

Para esto, habla de la necesidad de aplicar el enfoque de quíntuple hélice, estrategia de especialización inteligente que replantea las prioridades que deber tener la economía. “Es fundamental aplicar esta estrategia dado que estamos en la cuarta revolución industrial, la cual tiene que ver con la ubicuidad de la transformación digital y lo cambia todo. Los modelos de negocios se empiezan a trastocar y a modificar, requiriendo de una modificación en el mercado de trabajo y las competencias profesionales.” Añade.

Las tendencias del hoy

En respuesta a la necesidad de repensar la economía, Bitrán menciona la importancia de las industrias 4.0, las cuales plantean un cambio disruptivo que se relaciona con internet de las cosas, el problema del cambio climático, la revolución tecnológica aplicada al mundo de las energías renovables, la disrupción de la electromovilidad y la sustentabilidad, entre otras áreas que generan nuevos espacios de negocios y servicios.

Por su parte, menciona la urgencia de que la innovación incorpore a la comunidad como un actor fundamental del proceso de innovación en los territorios. “Hoy, no se consideran las demandas de la sociedad y en estas está la capacidad de captar y desarrollar soluciones innovadoras” enfatiza el economista.

El economista propone que en el centro debe estar la sustentabilidad de la mano de la generación de un sistema de coordenadas que permita tener una visión compartida de distintos actores.

Vinculación universidad-empresa: necesidad de un ecosistema

Por otro lado, el rol de las facultades de ingenierías y ciencia en este proceso no es menor. Existe una necesidad de que las universidades se transformen en un actor e impacten en el desarrollo de nuestro país. “Chile está estancado en productividad y esto sucede por la incapacidad de innovar. La innovación tiene directa relación con ciencia, tecnología y también con la interfaz entre el mundo científico y el mundo de las empresas. Las universidades deben cumplir un rol fundamental, ya que es el lugar donde se forma la mayor cantidad de capital intelectual, por tanto, la relación universidad-empresa, crear este ecosistema, es un tema complejo”

En función de esto, es que Bitrán reflexiona sobre la importancia que tiene la calidad de la formación de los estudiantes y los incentivos que estos buscan a la hora de entrar a las escuelas de ciencia, lo cual radica principalmente en la capacidad de desarrollar multidisciplinas, comprendiendo que los problemas son altamente complejos y no se solucionan mediante el trabajo de una sola.

Ante esto, se plantea la universidad como un actor que debe levantar instancias de discusión y replanteamiento, objetivo que ha perseguido la Universidad de Santiago de Chile a través de la implementación del programa Nueva Ingeniería 2030 e iniciativas como el Workshop, organizado por el Departamento de Física, que promueven el diálogo interdisciplinario, el emprendimiento y la innovación científico-tecnológica.

Por Fernanda Muñoz F.