Expertos abordan importancia de las legumbres

Dic
6
2016
Difundir conocimientos científicos, de forma accesible al consumidor chileno, sobre el valor nutricional de las legumbres, sus beneficios como alimento saludable de bajo costo y divulgar diferentes formas de consumo y comercialización, fue el objetivo del Seminario Internacional de las Legumbres, proyecto de extensión ejecutado por la Universidad de Santiago de Chile y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), y financiado por la Fundación para la Innovación Agraria.
 
 
El consumo de legumbres ha disminuido considerablemente en el país en los últimos años, principalmente los porotos. En el 2001 se consumían 2,7 kg anuales per cápita, mientras que en el año 2011 alcanzó el 1,3 kg por persona. No obstante, sus propiedades nutricionales son indiscutibles y por ello este año en su 68º período de sesiones, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el año 2016 como el “Año Internacional de las Legumbres”. 
 
Atendiendo este llamado el Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos (Decytal), la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), realizaron el Seminario Internacional de las Legumbres, actividad coordinada por la Dra. María Paula Junqueira, académica del Decytal, quien a través de esta iniciativa promueve la alimentación saludable de la población. 
 
El evento reunión a investigadores nacionales e internacionales dedicados al estudio de estos alimentos, destacando la visita de la Dra. Hercia Stampini, académica de la Universidad Federal de Viçosa (Brasil), quien abordó las “Propiedades nutricionales y funcionales de frijoles: beneficios para la salud humana”. 
 
La investigadora se mostró muy contenta por participar en esta actividad y compartir la experiencia de Brasil en materia de legumbres, país donde los porotos son parte fundamental de la dieta de la población, alcanzando un consumo de 68 kg por persona anualmente. 
 
“Necesitamos estimular e incentivar el consumo de esta leguminosa, porque tienen una cantidad de beneficios para la salud”, sentenció la Dra. Stampini, quien además exhortó a los asistentes a ser responsables y a cumplir un rol activo en la promoción de hábitos de alimentación más saludables. 
 
Por su parte, la Dra. María Paula Junqueira, académica del Decytal, se refirió al  “Consumo de legumbres: innovación, alternativas y tendencias”. En su presentación expresó la necesidad de cambiar las estadísticas negativas del país asociadas a la obesidad, donde la nutrición y el estrés han sido factores claves. 
 
Para ello, la investigadora planteó la necesidad de reconectarse con el planeta, ser creativos y romper las barreras para que las personas incorporen a su dieta los superalimentos, cuyos nutrientes podrían corregir las carencias de la alimentación moderna.
 
También estuvieron participaron como expositores la delegada de la FAO, Dra. Adriana Gregolin; el Dr. Andrés Schwember, de la Universidad Católica de Chile; la Dra. Sofia Boza, de Universidad de Chile; el Dr. Manuel Faúndez Salas, de la  Universidad de Concepción; el Dr. Pedro Prieto, de la Universidad SEK; y representantes de la sociedad civil, como María José Calvimontes, de  Needo; Carolina González, de Slow Food; Marcela Godoy, de adc circular; y César Valdés, representante de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus).
 
Actores nacionales e internacionales 
 
En representación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) asistió la Oficial de Protección Vegetal y Coordinadora de Sistemas Agroalimentarios Eficientes e Inclusivos de la FAO, Tania Santivañez, quien comenzó sus palabras recordando que la misión de esta entidad es ayudar a eliminar el hambre, la inseguridad alimentaria y la malnutrición a través de sus planes estratégicos: reducción del hambre, producción sostenible para la reducción de la pobreza rural, sistemas agroalimentarios inclusivos y eficientes, cambio climático y emergencia.
 
“Este año hemos estado trabajando con el gobierno, la sociedad civil, la academia, los agricultores y los chef para posicionar y revalorar las legumbres como un alimento estratégico para la seguridad alimentaria y la superación de la pobreza, pero todavía hay mucho que hacer. Este año sirve solamente para empezar, es un catalizador de acciones, programas y proyectos, pues falta recuperar los saberes ancestrales en torno a estas semillas”, declaró la autoridad de esta entidad internacional. 
 
También estuvo presente Soledad Hidalgo, coordinadora del Programa de Innovación en Alimentos más Saludables de FIA, institución que financió el seminario, quien destacó una serie de iniciativas que han desarrollado durante el 2016. “Hemos apoyado este proyecto porque responde de manera clara a los objetivos de FIA y esperamos que contribuya al trabajo conjunto de potenciar el desarrollo de cultivos de legumbres en Chile”, indicó. 
 
En representación de la Universidad de Santiago de Chile asistió el director del Departamento de Gestión Agraria, Dr. Santiago Peredo, quien destacó el aporte que realizan las unidades académicas de la Facultad Tecnológica en esta materia. 
 
“Ponemos nuestra capacidad científica y técnica al servicio de la industria alimentaria para desarrollar proyectos en diferentes líneas. Nuestro compromiso con el desarrollo de la industria alimentaria, nos lleva a ofrecer una asesoría integral a cualquier iniciativa que esté en nuestra línea de trabajo”, comentó el académico. 
La actividad se llevó a cabo el pasado 2 de diciembre en el Auditorio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ubicado en la comuna de Vitacura. 
 
Por Valeria Osorio