Investigación joven, multidisciplinaria y comprometida con el futuro de Chile

Dic
4
2017
Tuve la oportunidad, junto al rector Juan Manuel Zolezzi, de felicitar personalmente en un desayuno a la mayoría de los 20 jóvenes investigadores que se adjudicaron proyectos en el último Concurso de Iniciación a la Investigación 2017 de FONDECYT apoyados por nuestra Universidad.
 
En esta editorial, quiero volver a  felicitarlos y reafirmar públicamente nuestro compromiso, desde la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, para apoyarlos en desarrollar sus capacidades de investigación para fortalecer la investigación en la Universidad de Santiago de Chile. 
 
Los resultados nos llenan de orgullo, demuestran un nivel de excelencia y calidad de relevancia internacional. Este año postularon 1.172 iniciativas en todas las áreas del conocimiento, de las que fueron seleccionadas 331 por los Consejos Superiores del programa para su financiamiento. De los 53 proyectos presentados por la universidad, 20 fueron aprobados, mejorando los resultados del año pasado.
 
Es muy gratificante apreciar la diversidad en temas, materias y características de las propuestas. Entre los ganadores hay representantes de las vicerrectorías de Investigación y desarrollo, y académica, y las facultades de Química y Biología, Tecnológica, Humanidades, Administración y Economía, Ingeniería y Ciencia. Hecho que da cuenta del desarrollo de investigación diversa e inclusiva, la que aborda las distintas áreas de estudios desarrolladas en nuestro campus.
 
Los proyectos abordan temas tan diversos como un análisis a la perspectiva revolucionaria de los intelectuales de Chile y Cuba, el legado de escritoras chilenas de los ’90, adaptación de la levadura a diferentes condiciones o nichos ecológicos y una estrategia de uso del acero avanzado en el área de la metalurgia, por citar algunos ejemplos. 
 
Lo anterior es muestra que en la Universidad de Santiago estamos avanzando rápido en la consolidación de una universidad compleja, en la que la investigación cumple un rol fundamental.  El aumento de recursos es de alta prioridad para nuestra casa de estudios. Así lo reafirmó nuestro rector, porque estamos convencidos que es, a través de esta política de apoyo a la investigación, como podemos asegurar excelencia en la formación de nuestros estudiantes, así como en el desarrollo profesional de los académicos.
 
Fuimos la primera universidad con una vicerrectoría a nivel de investigación. Eso ha determinado el camino que hemos configurado como universidad, pero aún más, configura el importante rol de nuestros académicos en el quehacer científico y en promover la investigación como un sello de la universidad de Santiago de Chile hoy y a futuro. 
 
A quiénes se interesan en acceder a fuentes de financiamiento para la investigación, los invitamos a estar informados en el portal de la VRIDEI en cuánto a fechas y requerimientos que la VRIDEI pone a disposición de la comunidad universitaria. Los invitamos a participar.  
 
Estamos orgullosos que en nuestra universidad se está fraguando una nueva generación de investigadores de excelencia, pertinencia e impacto y es nuestra misión apoyarlos para que consoliden sus carreras y aporten así, al presente y futuro de Chile. 
 
Dr. Claudio Martínez Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile