Investigan el efecto del humor en la confianza que tiene la gente en la política

Nov
15
2016
Tomando como punto de inicio el Festival de Viña del Mar, donde el humor político fue reiterativo en la última versión, investigador de la Facultad de Administración y Economía estudiará la influencia del humor en la política actual y la percepción que la sociedad tiene del mismo.
 
Indagar la influencia que el humor tiene sobre la política chilena actual es el objetivo de un estudio liderado por el Doctor en Psicología Social y académico de la Facultad de Administración y Economía, Andrés Mendiburo, quien se adjudicó un proyecto Fondecyt de Iniciación 2016 (11160661) en la última versión de este concurso. 
 
El investigador  lleva  estudiando el sentido del humor en diferentes contextos sociales  desde hace siete años,  y ahora analiza la posible relación entre el entretenimiento y el pensamiento político ciudadano. Su punto de partida fue  el Festival de  Viña,  instancia en donde los humoristas chilenos incluyeron en sus rutinas diversas aristas de la política nacional actual. Como consecuencia, La Moneda  y otras  personas ligadas al mundo político se vieron obligadas a pronunciarse ante el  ímpetu  con el que los humoristas podían referirse a las instituciones.  
 
“Me pareció interesante ver cómo el sentido del humor tenía algo que ver ahí, cómo el humor agresivo, la ironía, y el sarcasmo tienden a generar opiniones negativas por parte de las personas hacia ciertos actores o partidos políticos”, menciona el experto.   
 
El objetivo de esta investigación, según Andrés Mendiburo, es ver si el humor agresivo efectivamente tiene efectos en la gente, y particularmente en la confianza que las personas sienten hacia las instituciones. “Por ejemplo, hasta qué punto el humor político puede  causar que la gente confíe menos en el gobierno, o que casi lo lleve a asistir menos a votar, o considere que los políticos son menos capaces”, agrega.  
 
Las expectativas son muchas para el docente, y la principal es que aparezca una relación, aunque rechazar la hipótesis también es una opción. “Cualquier cosa que uno haga para entender fenómenos sociales o fenómenos científicos son útiles si las haces con una metodología rigurosa”, explica. 
 
Otro aspecto relevante de este estudio es entregar antecedentes para que la gente deje de opinar desde el sentido común y empezar a opinar desde el conocimiento científico para entender mejor la realidad social. 
 
Además de analizar el peso que el humor tiene en  la sociedad, con esta investigación el docente pretende profundizar la percepción que la gente posee con respecto a esta temática, y  que “entiendan cuestiones que actualmente sólo se hablan desde el sentido común”.  
 
Por Constanza Espinoza Morales