Mejorar el impacto y la productividad en investigación, desarrollo e innovación

Nov
13
2017
Dr. Claudio Martínez Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Universidad de Santiago de Chile

Hace un año asumí el desafío que me planteó el Rector de sumarme a la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, motivado por mi experiencia, desde la otra vereda, como investigador de la Universidad de Santiago. Ahora desde el lado administrativo, continúo pensando que estamos en buen camino y seguiremos avanzado para lograr nuestros objetivos estratégicos de excelencia, pertinencia e impacto en conjunto con todas las áreas de nuestra universidad. 

Producto de un importante trabajo colaborativo, nuestra universidad ha incrementado la participación en fondos y proyectos externos: aumentamos las publicaciones en revistas científicas de interés mundial y estamos prontos a cumplir nuestras 100 patentes. En pos de nuestro objetivo estratégico, que es mejorar el impacto y la productividad en investigación, desarrollo e innovación, también se han llevado a cabo contrataciones de Doctores en distintas unidades académicas apoyando así la creación de nuevas líneas de investigación, fomentando la apertura y diversidad de miradas que nos caracteriza.   

Al día de hoy tenemos 144 proyectos FONDECYT vigentes entre regulares y de iniciación, 35 proyectos Innova-CORFO y 38 FONDEF por nombrar algunos concursos externos en los que participan nuestros investigadores. En el tema de las publicaciones, según datos de la Web of Science, hay un crecimiento del 12% respecto del año anterior llegando a 384 actualizado al 13 de Octubre de 2017, permitiendo que en enero se pagaran incentivos por publicación del año 2015 por $212.425.000. Actualmente está en proceso el pago de artículos del año 2016, programado para noviembre 2017, regularizando así este importante instrumento de incentivo a la publicación de impacto.

Durante este año se desarrolló un nuevo sistema de ingreso de información para el incentivo a la investigación, que será más amigable para académicos y evaluadores, el que entrará en funcionamiento en la próxima evaluación. Este nuevo sistema informático permitirá que cada académico actualice sus avances on-line, con respaldos escaneados, sin envío de documentación en papel. Cada usuario podrá contar con su curriculum de investigación actualizado, en todo momento. Los invitamos a estar al día con él.

Tan importante como publicar es la transferencia de conocimientos a la sociedad. En este sentido el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) reconoce desde el año 2011 a los mayores solicitantes de patentes a nivel nacional y desde entonces la Universidad de Santiago se ha posicionado en los primeros lugares, convirtiéndose en la institución de educación superior pública que más patentes solicita. Es así como pronto celebraremos nuestras 100 patentes, todo un logro que muestra la calidad de nuestra investigación.

Nos sentimos orgullosos de los servicios profesionales de la vicerrectoría que dirijo, que incluye el apoyo a postulación de proyectos; coordinación una vez adjudicados; traducción de publicaciones; presentación de solicitudes de patentes; difusión de actividades y logros, entre otras acciones tendientes a facilitar la investigación en sus diversos estados y etapas. En este sentido las políticas de investigación que tiene la universidad están dando respuesta a las demandas del medio y de los investigadores y, a la vez, están facilitando la multidisciplinariedad, la diversidad de miradas y nuevas formas de resolver aquellos problemas que nos afectan, sin embargo, debemos tener una actitud de mejora constante, ya que los desafíos son cada vez mayores.

Nos orgullece también el haber entrado en debate nacional teniendo una postura clara frente a la necesidad de una cultura nacional pro ciencia.

El futuro nos enfrenta a un escenario más complejo del que esperábamos, con un Ministerio de Ciencia en espera y la baja de algunos fondos de investigación como el Concurso Regular en un 25,3%. Estos son solo dos aspectos que nos desafían a buscar nuevos caminos para seguir apoyando a crear una cultura científica, en nuestra universidad y en Chile.  Por esto, debemos proyectar una nueva forma de organizar y potenciar la labor de investigación en nuestra universidad.

Estamos seguros que seguiremos incrementando todos nuestros indicadores. La investigación en la Universidad de Santiago ha demostrado que es de excelencia, pertinente y genera impacto real en las personas y, por lo tanto, seguiremos como unidad preocupados de generar las condiciones para facilitar el trabajo de los investigadores en todas las áreas del conocimiento y en todas las etapas de su labor. Los invitamos a acercarse y a conocer en primera persona nuestro trabajo.