Participantes de Despega Usach aprenden sobre Propiedad Intelectual

Oct
13
2016
En dependencias del Centro Innovo se desarrolló el cuarto taller del Concurso Despega Usach 2016, donde abordaron el tema de propiedad intelectual.
 
Por Vanessa Luengo Cerda
 
Derecho y propiedad intelectual fue el tema abordado esta semana en el marco del proceso de capacitaciones del concurso “Despega Usach 2016”. La actividad, organizada por la Dirección de Gestión Tecnológica y el Centro Innovo, tuvo como expositor al abogado Claudio Torres, quien resolvió las dudas de los alumnos sobre esta temática. 
 
“La propiedad intelectual resguarda la actividad creativa, por una parte, y la actividad inventiva por otra. Normalmente la actividad creativa se vincula con la actividad artística o literaria. ¿Qué es creable? es creable un libro, un poema, una escultura, una pintura, una obra musical, pero cuando yo invento tengo una creación del intelecto humano de naturaleza distinta. En general ya no existen invenciones de cosas nuevas, prácticamente es imposible, pero se puede tomar lo que ya existe y hacerle una modificación”, explicó Torres.
 
Por otra parte, aseveró que en el caso de una invención se requiere una formalidad adicional, que consiste en demostrar que la persona fue la primera en crearla y que además esa invención cumple los requisitos para ser patentada y tener un privilegio industrial, para lo cual debe ser novedosa, tener altura inventiva y aplicabilidad industrial. 
 
Eje fundamental 
 
Los alumnos pertenecientes a los 20 grupos que siguen en la carrera por el primer lugar de este concurso demostraron un gran interés en la charla.
Uno de los participantes fue Francisco Yáñez, estudiante de segundo año de Ingeniería Civil Eléctrica, quien destacó que “el taller es interesante, muchas aristas, nos han dado varias tareas como el Canvas, el tema de las patentes, propiedad intelectual. Este último tema es uno de los ejes fundamentales para nosotros, sino todos nos copiarían la idea, que en nuestro caso consiste en crear una bicicleta de hidrógeno. Estamos apostando por un nuevo sistema de transporte público en que tenemos una bicicleta normal y se le añade un motor eléctrico, o sea un motor de combustión. Ese motor de combustión va a combustionar hidrógeno y ese hidrógeno se va a conseguir en la casa con agua”. 
 
Asimismo, Juan Luis Leyton, recientemente titulado de la carrera de Ingeniería Civil Química, comentó que estos talleres son de gran ayuda para poder desarrollar de mejor manera los proyectos. “DINDAPP es una aplicación para ayudar al desarrollo del lenguaje de los niños con necesidades educativas especiales como el autismo o síndrome de Down. Mi hermana tiene síndrome de Down y mis amigos tienen hermanos pequeños, entonces buscamos unas herramienta que pueda ayudar al desarrollo de estos niños para que se puedan comunicar más fácil con su entorno”, enfatizó el joven profesional.