Rosa Basaure, de estudiante a investigadora

Abr
2
2018
La académica del Departamento de Lingüística y Literatura de la Facultad de Humanidades, Rosa Basaure, es traductora Licenciada en Lingüística Aplicada a la Traducción con mención en inglés y japonés, se encuentra trabajando en un proyecto Dicyt por el año 2017 y 2018, titulado “Sexismo lingüístico sintáctico, literatura infantil y traducción del discurso en los textos de las historias clásicas de Disney: propuesta de análisis para traductores enfrentados a la paradoja de un fenómeno de la comunicación intercultural”.

Ex alumna de la carrera de Traducción en nuestra casa de estudios, tiene un diplomado en Estudios Internacionales de Asía Pacífico y un magíster en  Estudios Internacionales, además de ser doctora en Estudios Americanos. Su trabajo investigativo se ha especializado en la comunicación intercultural y la traducción desde las relaciones internacionales.

Ser investigadora en la Universidad

Durante el año 2016 ingresó como académica a la Universidad de Santiago de Chile (Usach, tras un concurso público al que postuló.

“Yo ingresé a esta carrera en la segunda promoción. Era una carrera nueva, y todos me tildaban de loca. Sin embargo, me llamó mucho la atención lograr ser un puente entre culturas y personas”, comenta la académica, siendo este el comienzo de su trabajo.

Comenzó su camino como investigadora cuando se encontraba en el magíster. “Trabajaba con profesores que hacían investigación, y principalmente me enfocaba en temas de cooperación entre Asia y América latina, en distintos ámbitos, medio ambiente particularmente y cooperación cultural. En esto último encontré que había un elemento que era clave en las relaciones sociales entre Asia y América latina que era el tema del poder y la cooperación como una herramienta de poder político, y en eso hice mi tesis doctoral”, detalla.

En la actualidad desarrolla una línea de investigación que tiene que ver con política lingüística para traducción en Chile, y en cómo la traducción funciona como un elemento a nivel político y cultural.

Sin embargo, señala que “cuando uno se mete en la investigación se encuentra con diferentes trabas porque en la academia, siendo mujer, es muy difícil entrar. Es una carrera dura, también es muy gratificante, pero requiere grandes sacrificios personales y familiares. Eso no significa que no se pueda hacer o que uno no tenga éxito o no pueda hacer una carrera brillante”.

Proyecto enfocado en género y traducción

Durante el año 2017 y 2018, se adjudicó un proyecto Dicyt enfocado en el género y la traducción, buscando respuesta a cómo la Traducción tiene que revisarse y hacerse cargo de los cambios que se viven a nivel mundial en cuanto a esta temática.

Su tema de investigación nace a partir de una experiencia personal, y a la vez recuperando su trabajo de tesis de pregrado enfocado en las estrategias culturales en la literatura infantil, debido a que “la literatura infantil estuvo muy menospreciada durante muchos años. Como traductora es muy difícil porque nos enfrenta a la necesidad de trabajar con el vocabulario de una persona que está en crecimiento”.

 “Estamos trabajando en un aspecto que se llama lingüismo sintáctico, que tiene que ver con cuáles son los elementos que en los textos aparecen como marcas de género, y cómo nosotros, los traductores, estamos abordando esos temas”, añadiendo que “vienen nuevas generaciones, y la idea es que crezcan con cuentos en donde las princesas no son las perfectas que esperan al príncipe azul, sino que tienen algo más que decir”, concluye la investigadora.

Educación no sexista

Los cuentos de Disney que narran historias de un amor en el que la mujer es sensible y el hombre es héroe, tienen una gran masividad. Una de las especialistas en el tema de género y traducción es Louis Von Flotow, de la Universidad de Ottawa, Canadá, quien durante el año 2017 visitó la Universidad para dar una charla a las y los estudiantes respecto a la importancia de tratar esta temática.

“Nosotros tenemos que criar niños que consideren que esto no sea tema. Para mí, eso es el objetivo: que las niñas y los niños logren cumplir sus sueños, sin que sea importante si es que son hombres o mujeres”, continúa Basaure, asegurando la necesidad de una educación no sexista.

Hoy, en conjunto a Marcela Contreras, Mónica Ahumada, Andrea Capaña y Mónica Barrientos, del Departamento de Lingüística, se encuentra trabajando en un artículo en un libro de la editorial Routledge, que trata el este mismo tema.

 Pertinencia del proyecto

El proyecto que apunta a ser un aporte en la investigación respecto al tema de género desde el punto de vista de la lingüística, la traducción y la comunicación intercultural, a la vez, busca realizar algo interdisciplinario y abrir una puerta a estos temas a nivel país.

“El impacto es gigante porque este es el único trabajo que se está haciendo en esta área a nivel nacional tratado por mi disciplina. Nosotros como país nos estamos quedando atrás, y con esto logramos entrar en la discusión mundial”, destaca la académica.

Para finalizar, menciona que como madre parte importante de su motivación se basa en querer comunicarles a sus hijas que “se puede tener una carrera exitosa como mujer y se puede ser una buena mamá. Uno como mujer siempre aspira a tener una carrera exitosa profesionalmente, pero también tener una carrera exitosa en lo personal y ese equilibrio que es tan difícil, es mi máxima aspiración en la vida”.

 

Por: Alexia Bórquez