Un ministerio que incluya innovación

Mayo
16
2017
La ciencia no es exclusiva de los científicos, pues el conocimiento que se crea ayuda a resolver problemas reales de la sociedad. Si no entendemos que la transferencia es parte de la investigación y que necesitamos generar puentes entre estos mundos, es muy poco probable que logremos desarrollarnos.
Señor Director:
 
Cuando se lanzó el proyecto del nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnología, la mayor crítica de todos los sectores fue ¿y dónde queda la innovación? La separación de la reconocida sigla I+D+i (Investigación, Desarrollo e Innovación) instala a la innovación como algo netamente comercial.
 
En esta tónica, la próxima semana el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo presentará una hoja de ruta a la Presidenta basada en cinco estrategias de cara a 2030: retos nacionales para el desarrollo, impuesto a las empresas, banda ancha nacional, innovación en las escuelas y recursos obligatorios de los ministerios para I+D+i.
 
¿Conversa esta propuesta con los objetivos del proyecto del Ministerio de Ciencia y Tecnología? ¿No estaremos frente a un conjunto de estrategias bien intencionadas, pero sin una visión sistémica? Insistir en separar la ciencia de la innovación y generar distancia entre las universidades, las empresas y el Estado es no entender que todos son engranajes de un mismo proceso.
 
La ciencia no es exclusiva de los científicos, pues el conocimiento que se crea ayuda a resolver problemas reales de la sociedad. Si no entendemos que la transferencia es parte de la investigación y que necesitamos generar puentes entre estos mundos, es muy poco probable que logremos desarrollarnos.
 
Es tiempo de no solo lograr consensos políticos, sino también sociales. Necesitamos que la gente se apropie de la ciencia, de lo contrario seguiremos generando estrategias paralelas según el gobierno de turno.
 
Claudio Martínez
Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación Universidad de Santiago de Chile 
 
Revisa Blogs de El Mercurio