Universidad implementa nuevas prácticas para resguardar conocimiento e innovación

Nov
15
2016
Próximamente los investigadores del plantel contarán con una nueva herramienta institucional. Se trata del cuaderno de laboratorio, que les permitirá implementar registros sobre sus estudios y resguardar, de este modo, los procesos involucrados.
 
La Dirección de Gestión Tecnológica (DGT) de la Vicerrectoría de Investigación, Desarrollo e Innovación, presenta Cuaderno de Laboratorio para investigadores e investigadoras de la Universidad de Santiago de Chile. Se trata de un soporte para el registro completo de las actividades de investigación, donde los académicos podrán documentar los procesos de sus estudios como hipótesis, experimentos, análisis o interpretación de los resultados, con la finalidad de tener un respaldo en materia de propiedad intelectual e industrial.
 
La actividad se llevó a cabo el pasado jueves (3), donde participó un grupo de investigadores seleccionados para la primera fase de este instrumento. La actividad estuvo orientada a conocer sus opiniones sobre el cuaderno y cómo mejorarlo para comenzar a su distribución el año 2017. 
 
De acuerdo al equipo de la DGT, liderados por el Dr. Luis Magne, este cuaderno es una prueba documentada clave de la participación del investigador en los trabajos que esté realizando. Su uso permite determinar la autoría de una invención y los porcentajes de titularidad de la misma, ya que indicará de manera clara e inequívoca qué, cómo, quién y cuándo se hizo.
 
Valoración de la iniciativa 
 
La Dra. Margarita Montoya, académica del Departamento de Biología, indicó que le parece una buena iniciativa el institucionalizar el resguardo de la información generada en los laboratorios, añadiendo que, “por otro lado, genera una mayor conciencia en los académicos, investigadores y estudiantes, de la importancia y necesidad de realizar este respaldo, para mejorar la trazabilidad  de los resultados y evitar pérdida de información relevante”. 
 
El Dr. Antonio Castillo también valoró la  idea de implementar este instrumento, ya que permite mantener un registro ordenado de los experimentos que se van realizando y de los resultados que se van obteniendo. En su caso está a cargo del laboratorio de Virología de Hongos, donde cuenta que siempre han tenido un cuaderno para cada uno de los miembros del equipo, decisión más bien intuitiva. “Sin embargo, creo que es conveniente estandarizar su uso, con una reglamentación clara”, indicó.
Por su parte, el Dr. Marcelo Cortez, académico de la Facultad de Química y Biología, considera que es necesario sumar a este cuaderno una plataforma digital a este instrumento para adaptarnos a las tecnologías y, además, disponer de un registro con mayor capacidad de almacenamiento. 
 
Aprendizaje para los estudiantes
 
Para estos académicos uno de los mayores beneficiados con la institucionalización de este instrumento serán los estudiantes, quienes podrán incorporar a su formación académica esta práctica tan necesaria en el mundo científico-tecnológico.
 
La Dra. Montoya señaló que “el cuaderno sea institucional me hace esperar que genere mayor conciencia de su importancia, especialmente en los estudiantes”.
Este cuaderno cuenta con un decálogo que orientará a los profesionales sobre su uso y responsabilidades involucradas. 
 
Por Valeria Osorio